Al usar este sitio web usted consiente el uso de cookies. Las cookies pueden ser administradas en la configuración de su navegador web o de su dispositivo. Para más información, por favor revise nuestra Política de Cookies.
Noticias Regresar A Noticias
29, Ene 2020
PAPA FRANCISCO PIDE A LOS FIELES APRENDAN LAS BIENAVENTURANZAS DE MEMORIA

PAPA FRANCISCO PIDE A LOS FIELES APRENDAN LAS BIENAVENTURANZAS DE MEMORIA

El Papa Francisco animó a los fieles católicos a aprender de memoria las Bienaventuranzas y repetirlas, “para tener en la mente y en el corazón esta Ley que Jesús nos da”.

El Pontífice se expresó así durante la Audiencia General celebrada este miércoles 29 de enero en el Aula Pablo VI del Vaticano, en la que inició una nueva serie de catequesis sobre las Bienaventuranzas que desarrollará a lo largo de las próximas semanas. Las Bienaventuranzas, explicó Francisco, abren el Discurso de la Montaña, “que ha iluminado la vida de creyentes y de no creyentes”.
El Pontífice subrayó que “las Bienaventuranzas contienen la carta de identidad del cristiano. Es nuestra carta de identidad, porque delinean el rostro del mismo Jesús, de su estilo de vida”.
El Papa comenzó su reflexión llamando la atención sobre el contexto en que se produce la proclamación de las Bienaventuranzas, es algo “fundamental”, insistió.
“Jesús, viendo a la multitud que le seguía, subió una pendiente que rodea el lago de Galilea y, sentado, se dirigió a sus discípulos, y anuncia las Bienaventuranzas”. Por lo tanto, “el mensaje se dirige a los discípulos, pero en el horizonte está la multitud, es decir, toda la humanidad. Es un mensaje para toda la humanidad”.
Además, señaló que el discurso de Jesús en la colina junto al lago de Galilea “remita al Sinaí, donde Dios entrega a Moisés los Diez Mandamientos”.
De esa manera, al igual que Moisés entregó al pueblo la Ley antigua, “Jesús comienza a enseñar una nueva Ley. Esos nuevos Mandamientos son mucho más que unas normas. De hecho, Jesús, no impone nada, sino que desvela el camino hacia la felicidad”.
“Cada una de las Bienaventuranzas se compone de tres partes. En primer lugar, está siempre la palabra ‘Bienaventurados”, luego viene la situación en que se encuentran esos bienaventurados: la pobreza de espíritu, la aflicción, el hambre y sed de justicia, y así hasta llegar, finalmente, al motivo de esa bienaventuranza, introducido con la conjugación ‘porque’”.
Invitó a poner la atención al hecho de que “el motivo de las bienaventuranzas no es la situación actual, no, sino la nueva condición que los bienaventurados reciben como regalo de Dios porque de ellos es el Reino de los cielos, porque serán consolados, porque heredarán la tierra”.
En el tercer elemento, “que es precisamente el motivo de la felicidad, Jesús emplea el futuro pasivo: serán consolados, heredarán la tierra, serán saciados, serán personados, serán llamados hijos de Dios…”.
Pero, “¿qué quiere decir la palabra bienaventurado? ¿Por qué cada una de las bienaventuranzas comienza con la palabra ‘bienaventurado’?”.
“El término original no se refiere a uno que tenga el estómago lleno, o que se lo pase bien, sino q una persona que se encuentra en condición de gracia, que progresa en la gracia de Dios y que progresa en el camino hacia Dios: la paciencia, la pobreza, el servicio a los demás, el consuelo. Aquellos que progresen en estas cosas son felices y serán bienaventurados”.
El Papa Francisco concluyó haciendo hincapié en que “las Bienaventuranzas nos llevan a la alegría. Siempre. Son el camino para alcanzar la alegría”.


Ver en Facebook

Crea su sitio web desde su página de Facebook, instantáneamente.

Pruebe GRATIS durante 14 días

No se requiere tarjeta de crédito, cancela en cualquier momento. pagevamp.com