Al usar este sitio web usted consiente el uso de cookies. Las cookies pueden ser administradas en la configuración de su navegador web o de su dispositivo. Para más información, por favor revise nuestra Política de Cookies.
Noticias Regresar A Noticias
23, Mar 2020
ARTÍCULO El cuidado de nuestra salud integral

ARTÍCULO El cuidado de nuestra salud integral

Cuido mi salud para cuidar la salud los demás. Procuro seguir las normas de higiene personal con todo esmero para no contagiarme; pero también soy precavido en el trato con los demás, para evitar el riesgo de cualquier contagio inadvertido y así, entre todos, poder superar la amenaza de esta epidemia.
Sin embargo, en esta situación, estamos siendo bombardeados con multitud de mensajes que crean confusión; incluso llegan a provocar acciones irracionales, como las compras de pánico.
¿Qué mensajes hemos de atender para poner en práctica y cuáles debemos hacer a un lado? Eso depende de quién vengan: si vienen o no de una persona preparada, con amplio conocimiento de la materia.
Si nuestra salud corporal es tan importante, también lo es nuestra salud espiritual. Dios quiere nuestra salud integral. Lo que estamos haciendo para superar esta epidemia podemos considerarlo como una especie de pedagogía para superar la epidemia moral de nuestra sociedad: toda esta ola de violencia, de corrupción, de pérdida de valores...
Hemos de cuidar nuestra salud espiritual y la salud espiritual de nuestros hermanos. Poner los medios para llevar una vida honesta, y no dejarme contagiar por los criterios torcidos que imperan en la sociedad.
Jesús nos dice: Yo soy la Luz del mundo, el que me sigue no camina en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Jesús es la Verdad en quien podemos confiar plenamente. Él tiene palabras de Vida eterna, y nosotros sabemos que es el Hijo de Dios. Sigamos fielmente sus enseñanzas para vernos libres del mal y seamos agentes de vida nueva para nuestros hermanos con nuestro testimonio.
En esta cuaresma, busquemos el encuentro personal con el Señor por medio de la oración, la meditación en la Palabra de Dios, el ayuno y las obras de misericordia para que el Señor vaya trasformado nuestra vida y nazca en nosotros el hombre nuevo. De esta manera, todos juntos, unidos a Cristo, podremos superar esta epidemia moral y celebrar con Cristo la victoria pascual.

Al Señor, nuestro Dios, el honor y la gloria por todos los siglos.


Ver en Facebook

Crea su sitio web desde su página de Facebook, instantáneamente.

Pruebe GRATIS durante 14 días

No se requiere tarjeta de crédito, cancela en cualquier momento. pagevamp.com